Crónica

Segunda vuelta: Carvajal y Pérez marcan sus diferencias por la gobernación regional

Este 13 de junio se realizará la segunda vuelta de gobernadores regionales en 13 regiones del país, donde ninguno de los postulantes logró superar el 40% de los votos en primera vuelta. En el caso de Tarapacá, los candidatos serán el ex consejero regional José Miguel Carvajal (Comunes, Frente Amplio), quien obtuvo el 28,57% de los sufragios (26.088 votos) y Marco Pérez (independiente apoyado por el Partido por la Democracia), conocido por su trabajo como secretario municipal de Iquique, quien logró el 25,53% (23.313) en primera vuelta.

A una semana de los comicios, ambos candidatos conversaron con Norte Online sobre sus diferencias y sobre los votos que esperan captar de aquellos candidatos que quedaron en el camino durante la primera vuelta, Enzo Morales (PC) y Jorge Fistonic (UDI).

Carvajal: “No tenemos ningún padrino político”

-¿Qué votos busca capturar de entre los indecisos que dejó la primera vuelta?

-Creemos que esta vez, a diferencia de las candidaturas iniciales, los proyectos son lo fundamental y nosotros sabemos que marcamos la diferencia porque somos el único proyecto regional, a diferencia del otro proyecto que se concentra en un sector particular y un grupo pequeño. Nosotros hemos ampliado la mirada desde el primer día y eso ahora se va a notar mucho más. Respecto al lugar donde nos encontramos, nosotros sí somos un proyecto progresista, un proyecto que está en un universo de izquierda, pero con un apoyo transversal. La ciudadanía ya no vota por los partidos políticos y eso nos quedó claro cuando fuimos electos como la primera mayoría en las primarias de noviembre y ahora (en la primera vuelta de mayo). No vamos a girar, sino que a avanzar, no pretendemos girar ni a la izquierda ni a la derecha, sino seguir caminando hacia adelante y por eso nos ha ido bien, porque hemos jugado con manos limpias y hemos hecho las cosas de manera transparente, pero sobre todo, porque tenemos el mejor proyecto.

-En cuanto a las diferencias, ¿a qué se refiere con el sector particular que representa la candidatura de Marco Pérez?, ¿a las banderas históricas del sorismo, como Zofri y puerto?

-Sí, específicamente a eso, nosotros creemos que hay que armar un gran contrato región/nación, levantar un diseño de plataforma de participación. Nosotros representamos el desarrollo no solo de Iquique y sus cascos antiguos que están abandonados, sino que también Alto Hospicio, las comunas del Tamarugal, las caletas y ahí tenemos una diferencia importante con la otra candidatura. Nosotros somos una candidatura que no tiene padrinos, no tenemos ningún padrino político. Nosotros nos inscribimos porque tenemos la convicción, no nos inscribieron, no hubo alguien que nos dijera que teníamos que estar ahí, nosotros queremos estar ahí y esa diferencia también se marca. Esa diferencia se marca también en una desconcentración del poder en la región, de dejar de ser administrados por los mismos de siempre. A diferencia de la otra candidatura, nosotros representamos una transformación.

-Fue una elección con tres mil votos de diferencia. ¿Cree que la segunda vuelta será voto a voto?

-A pesar de que hubo 3 mil personas, lo que no deja de ser, y que Marco Pérez deberá buscar para ganarnos, sabemos que debemos seguir trabajando. Nosotros tuvimos una gran desventaja, no teníamos candidatos a alcalde en Iquique, ni un padrino político, y a pesar de ello pudimos ganar con más de tres mil votos a nivel regional.

-Y para ampliar la votación, ¿buscarán los votos de Enzo Morales? Ideológicamente es más cercano, aunque como candidato buscó distanciarse y marcar diferencias…

-Lo de Enzo en particular nosotros nunca entendimos por qué nos atacaba tanto a nosotros personalmente y no a otros candidatos, y claro, porque estaba disputando el espacio nuestro, nuestros votos. Pero nosotros no vamos a ir a disputar los votos de Enzo o Fistonic, como las candidaturas que quedaron fuera, sino que buscaremos consolidar lo que tenemos. Ojalá la gente que votó por Enzo o Jorge Fistonic vea que nuestro proyecto es mejor. No tenemos nada que negociar y si hemos ganado en dos oportunidades, en primarias y en primera vuelta, es porque eso ha sido lo correcto.

-Marco Pérez también representa al progresismo, la centroizquierda, ¿es más complejo capturar ese voto indeciso?

-Yo creo que la figura de Marco responde a lo tradicional, lo conservador, lleva muchos años en la Municipalidad de Iquique y le tenemos el mayor de los respetos, pero nosotros nos somos conservadores, nosotros iremos a buscar la transformación de Tarapacá, poder resolver las urgencias que tiene el vertedero de Alto Hospicio, el casco antiguo de Iquique o la toma de Laguna Verde y eso no lo va a resolver un proyecto conservador.

Pérez: “Damos gobernabilidad”

-¿A qué electorado apuntan en esta breve campaña de segunda vuelta?

-El trabajo que seguimos realizando es dar a conocer la importancia de este nuevo cargo de gobernador regional. Somos parte de un equipo, regionalistas y bajo ese concepto tenemos un proyecto en común, quienes en primera y segunda línea hemos estado luchando por la verdadera descentralización. Hoy estamos a un paso de lo que significa esta real entrega de poder a las regiones. Hoy el intendente es designando por el Presidente de la República y todos los proyectos se derivan de Santiago. Difícilmente el intendente regional puede canalizar o dar la pelea por los intereses y demandas ciudadanas de la región, no puede pelear con el jefe porque al día siguiente asume otro intendente, entonces el cargo de gobernador viene a suplir esa necesidad. Nosotros somos parte un proyecto común, junto a nuestro senador Jorge Soria dando la pelea desde el Senado en las comisiones de puertos y vivienda, y el alcalde Mauricio Soria, a quien la ciudadanía le dio la amplia mayoría para seguir siendo alcalde de Iquique.

-Pero, ¿cómo se capta a quienes votaron por los candidatos que no pasaron a segunda vuelta?

-Aquellos que se han ido incorporando o que se van a incorporar… Nosotros seguiremos bajo el mismo esquema, la gobernanza y lo que significa el crecimiento de la región.

-¿Es complejo competir con José Miguel Carvajal? Hay un electorado que comparten de izquierda y centroizquierda…

-Sin lugar a dudas que tenemos diferencias con José Miguel Carvajal. Recalcar que tenemos un proyecto con un horizonte claro, crecimiento, damos gobernabilidad, estabilidad, trabajo mancomunado desde la institucionalidad, gobierno regional, municipios, encabezados con sus alcaldes, concejos municipales y organizaciones sociales, pero tenemos grandes diferencias en cómo resolver los problemas. Uno de los problemas fundamentales que debemos resolver es la vivienda, el déficit habitacional. Hoy nuestra mirada apunta a que el Ministerio de Vivienda difícilmente podrá suplir este déficit. Los famosos subsidios no alcanzan para viviendas. Las personas van al banco para complementarlo con un crédito, pero no pueden optar a un crédito, vence el plazo y deben devolver el subsidio.

-¿Y ahí cuál es su diferencia con Carvajal?

-Él no está con el método que nosotros proponemos. Nosotros estamos en Alto Hospicio con el plan integral, la autoconstrucción y a través de cooperativas, que permitan que en terrenos del Estado se puedan hacer los loteos correspondientes y que el gobierno regional pueda hacer la urbanización, luz y agua. Las cooperativas ya están conformadas y el Estado puede tener un rol más activo.

-¿Se deben bajar las expectativas de un cargo que es limitado y sin muchas facultades?

-Sin duda que no tiene las atribuciones que hubiéramos querido, pero es fundamental hacer la gestión con dos ejes principales, el plan estratégico de turismo, un trabajo mancomunado con todos los alcaldes para potenciar turísticamente a la región, y el plan estratégico territorial donde entra el concepto de vivienda, ingresar rápidamente a Contraloría el Plan Regulador Intercomunal de Iquique, Alto Hospicio y Huara, que se trabajó por más de ocho años y hoy el intendente lo retira. Y un trabajo mancomunado por el presupuesto regional. Hoy el intendente dispone qué proyectos se ingresan para que los financie el consejo regional y los cores aprueban o rechazan, pero el intendente es designado y tiene una mirada nacional, no tiene un trabajo ni una mirada conjunta con los alcaldes y organizaciones comunitarias. El ejemplo de la Bandera Bicentenario (que se emplazaría en Playa Brava) es un legado que quiere dejar el Presidente en Santiago, pero como el costo es alto una parte la coloca el ministerio y otra el gobierno regional, gastando el presupuesto de la región por un legado que quieren dejar a nivel central.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba