Crónica

Constituyente electo Álvaro Jofré y el mal momento de la derecha: “Perdimos el rumbo, la calle”

El representante de RN por la región de Tarapacá en la futura Convención se refirió al rol que podrá jugar la centroderecha, aunque cree que todos los sectores deberán transar.

Aún con pocos detalles de cómo se desarrollará su trabajo en la Convención Constitucional está el constituyente electo Álvaro Jofré (RN). Desconoce el funcionamiento administrativo, financiero y técnico, así como de asesorías, tampoco sabe si habrá semana distrital ni cómo se bajará la discusión constitucional hacia los distintos territorios, en este caso hacia los tarapaqueños. No obstante, ya puede entregar algunas luces de lo que será su rol como convencional tras ser electo en las pasadas elecciones.

La idea, dice Jofré, es que nadie se sienta alejado de la discusión porque, de lo contrario, “lo pasaremos muy mal” en el plebiscito que deberá aprobar o rechazar la propuesta de nueva Constitución, el que debiera realizarse a mediados del próximo año. Espera que por ahora se aclaren todas las dudas antes de asumir formalmente el cargo. “La transparencia de la labor del constituyente con sus bases será fundamental”, adelanta.

-¿A qué derecha va a representar? Porque fue uno de los sectores más derrotados tras la elección…

-A nosotros nos ha dolido mucho, a lo menos en lo personal, al equipo, porque esto no se engloba solo en la Convención, sino también lo que pasó con las municipales y la gobernación regional. Más allá de las candidaturas individuales, este es un proyecto político, de región, de comuna. Yo represento a esa derecha o centro derecha de la clase media y me abstraigo de temas más dedicados a las grandes empresas, el empresario más grande que de repente ha caído en abusos. Eso a mí no me representa. Yo represento a este sistema de libre emprendimiento.

-La discusión sobre el rol del Estado será una de tantas. ¿Piensa en un Estado amplio o reducido?

-El tema de las caricaturas… El que quiera empezar a confundir a la gente de que solo el Estado es lo más maravilloso o que solo lo que genera la empresa privada es lo más óptimo, no es negro ni blanco. Creo que debe haber una mancomunión, cada uno debe aportar lo suyo. La empresa está al debe, el Estado sin lugar a dudas está al debe, como en el tema de la vivienda, la salud, la educación, vemos la precariedad. Este Estado ha sido inoperante en fiscalizar. Existen normas, reglamentos, leyes, pero posiblemente los abusos se concentran y las omisiones pasan mucho por esto, porque el Estado no ha sido capaz de fiscalizar.

-¿Y a nivel territorial?

-Estoy por una descentralización más efectiva. Algunos dirán que ya existe, porque se escogen a los gobernadores, hace años que se escogen los consejeros regionales, en lo administrativo, pero no hemos tomado la independencia en lo fiscal. No puede ser que, dependiendo de la fuerza de un parlamentario o un intendente, se nos asignen los recursos que se consideren convenientes desde el Mapocho. No creo en esa lógica, nosotros tenemos nuestro financiamiento, nuestros propios recursos. Yo no soy de la demagogia de que todos los recursos que se generan en la región deben quedar en el territorio, pero sí gran parte de ellos. Por qué no se puede dar de que las utilidades de Zona Franca queden acá en la región, no solo el 15% sino la totalidad. Creo en un Estado más pequeño que administre las cosas con mucha más eficiencia, porque un Estado que crece mucho es mucho más centralista.

-Algunos constituyentes electos han dicho que la izquierda va a liderar la discusión y que se debe arrinconar a la derecha. ¿Cómo lo toma desde su sector?

-Lo he escuchado y que bueno que se ha transparentado, porque eso se va a reflejar en la Convención. Por formación familiar yo tengo muchas expectativas y siempre veo el vaso medio lleno, y creo que la gran mayoría de las personas tienen la misma actitud en la Convención, que habrá mucho diálogo, acuerdos, discusión, todo con altura de miras, porque yo estoy convencido de que en esta Convención nadie sobra. Todos debemos estar incluidos en esta nueva Constitución. Nadie es iluminado, nadie viene de un planeta diferente al nuestro como un salvador, nadie debe llevarse la pelota para la casa. La arrogancia y la intolerancia serán factores que no tendrán cabida en esta Convención, estoy seguro de eso.

-¿Y la derrota del sector cómo la explica?, ¿la poca popularidad del Presidente Piñera?

-Creo que hemos perdido el terreno, creo que hemos dejado la calle y es el mea culpa que hacemos como sector, al menos yo lo hago. Creo que también, por lo que ha pasado con el famoso estallido y la pandemia, nuestro sector que es el emprendedor se ha permeado, se han cerrado negocios, gente de clase media que confió en el propio Gobierno… Seguramente más de alguno tiene alguna crítica y la pone en esto de no ir a votar. Yo estoy convencido de que mucha gente de nuestro sector no fue a votar. Creo que hay varias aristas, pero somos los que realmente perdimos, perdimos el rumbo, el norte, la calle, definitivamente yo asumo eso.

-La derecha podría buscar los votos que le faltan para tener capacidad de veto, pero tampoco es que vayan a votar en bloque… Hay diferencias internas, sectores más liberales, sectores más conservadores…

-Sin duda, y lo hemos visto. He tenido cuatro reuniones con los constituyentes electos para hablar del reglamento, que será la primera cosa que se va a revisar, se está viendo cómo será la actitud de los 37 (constituyentes escogidos por Chile Vamos) con el tema de la presidencia y la vicepresidencia de la Convención. Son temas relevantes que iremos dialogando y conversando. Acá la lógica está instalada en que no debemos actuar como bancada ni hacer un símil a un Parlamento. Acá la opinión de cada uno va a contar. Hemos estado en conversaciones también con los constituyentes electos de la región y nos unen varios temas, en este caso la descentralización, hemos tenido dos o tres conversaciones después de la elección. Creo que habrá muchos temas en común, el tema de la nacionalización de los recursos naturales. En el caso de Hugo, él está por un Estado federal, y a Alejandra le escuché que está por un Estado unitario, entonces está muy variopinto el tema en la Convención. Pero que nadie intente llevarse la pelota para la casa, porque acá habrá un plebiscito de salida, se le preguntará nuevamente a la gente si empatizan o no con lo que escribieron estos 155.

-Desde antes del plebiscito de octubre del año pasado se advertía que una nueva Constitución no soluciona los problemas de un día para otro. Después de la elección, y tras el entusiasmo del mundo independiente por los escaños obtenidos, ¿cree que debieran moderarse las expectativas y aterrizar lo que será el debate en la Convención?

-El nivel de expectativas está muy arriba y creo que hay que explicarle a las personas lo que será esta Convención, esta forma de poder redactar la Constitución y pensar incluso un poco más allá, qué tan diferente quedará la nueva Constitución de la actual y cuánto va a demorar poder modificar todas las leyes que están debajo de la Constitución y de qué manera esas leyes van a tener un fruto para que se plasmen las expectativas de la gente. Esas son las interrogantes que hay que hacerse y pensar un poco en el futuro. Todo va a ser posible si llegamos todos en buena sintonía. Si cada uno quiere arrancarse con los tarros, no va a funcionar, y seguramente cada uno de los sectores tendrá que entregar concesiones, pero con la lógica de que debe ser un feliz resultado para la nación. Los extremos le hacen mal a todos, extremar los relatos, las propuestas, no le hace bien a esta Convención. Siempre se debe nadar en un mar de humildad y de tolerancia.

-En lo político, el candidato UDI Felipe Hubner, su compañero de lista, fue uno de los principales derrotados…

-La UDI tendrá que hacer sus propias evaluaciones, si va a tropezar con la misma piedra una vez más. Lo que sí, no hubo un acompañamiento para la candidatura de Jorge Fistonic (a gobernador), ni para Daniela Solari (a la alcaldía de Iquique) ni para Camila Arce (por Alto Hospicio). Muchos decían que nosotros podíamos sacar dos constituyentes (como en la última elección de diputados), pero eso no se dio y no se trabajó tampoco para ello. Yo estoy con pena porque no se logró el colectivo, yo soy muy de conformar los equipos, muy de unión. El que quiera llevarse la pelota para la casa va a terminar siempre enterrado.

-¿Qué cree que los favoreció a usted por sobre Felipe Hubner? Porque su campaña tuvo importantes aportes en lo económico, a diferencia de la suya, que fue de un perfil más bajo. ¿Le jugó en contra que no era de la región? Su votación tampoco fue baja…

-Yo creo que es el trabajo, también que el candidato sea de la región, que lo represente, que haya vivido penurias, que sepa lo que es ser de zona extrema, que si te enfermas debes irte a Santiago, yo creo que eso la gente lo sabe. Hoy a la gente no la sorprendes como antes, están muy empoderados. Ni toda la plata del mundo va a poder comprar ese voto, la gente conoce esa lógica.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba