Crónica

No tener rut en cuarentena: el duro momento que viven los migrantes

David tiene 28 años y llegó en marzo a Chile, recuerda que el duro viaje que realizó para llegar a nuestro país en bisca de mejores expectativas de vida se extendió por largos 2 meses. “Dormí 65 días en la calle desde aquel día que me vine desde Zulia (Venezuela) a Chile. Llegué con las esperanzas de tener un mejor futuro y ayudar a mi familia y me encontré con esta pandemia, estoy desesperado, luego me van a correr de la pieza donde vivo porque no tengo como generar dinero”, relata

Un total de 160.846 personas han dado positivo al examen de Covid-19 en Chile. El Coronavirus como también se conoce al virus, se ha transformado en una pandemia que no sólo golpea la salud de las personas, sino que tambien el empleo de miles de familias. Es aquí donde se han concentrado los esfuerzos de las autoridades para entregar ayuda económica que aunque sea alcance para que las familias en cuarentena puedan comer, pero lamentablemente hay un grupo de personas que se encuentran en tierra de nadie, los extranjeros sin residencia definitiva.

El hombre cuenta que ha tratado de conseguir trabajo “en distintos lados, pero ya nadie contrata, todo está cerrado, antes de esto sobrevivía pidiendo plata en la calle, por suerte un grupo de venezolanos me ayuda para comer, pero mi gran problema y el de muchos compatriotas es que pronto no podremos pagar el arriendo, logré juntar algo de plata para arriendo, después me van a correr”, asegura.

Juliana es una profesora Venezolana. “Llegué hace más de un año a Chile, no puedo decir que tomé una mala decisión porque lo que he logrado ganar en distintos oficios, como garzona, labores de casa y hasta ayudante de cocina me ha servido para vivir yo y mandar a mi familia, pero ahora la situación se ha complicado mucho y ya no tengo trabajo, lo peor es que estaba tramitando mis documentos para obtener el rut chileno cuando partió esto del Coronavirus y los trámites se demoran más que antes”.

La mujer comenta que a pesar de la pandemia y cuarentena ha logrado realizar pequeños trabajos. “Antes de esto mandaba entre 50 y 70 mil pesos a mi familia en Venezuela, en bolivares (Peso venezolano) esto es entre 10 y 15 millones, mucha plata si pensamos que allá el sueldo mínimo no son más de 2 dólares y con el resto vivía, pero ahora veo que pronto no voy a tener para pagar el alquiler y no se que voy a hacer”, cuenta con preocupación.

Casos como el de David y Juliana se repiten por cientos en la región y el país, ya que al no contarcon residencia definitiva no pueden acceder a alguna ayuda estatal, transformándose en uno de los grupos de personas que han quedado más desamparadas producto de la pandemia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba