Main Menu

Serviu implementó proyecto piloto que busca reducir la cantidad de residuos de construcción y demolición en sus obras

Un innovador proyecto a nivel regional, lidera el Serviu Tarapacá a través de la Unidad de Estudios y Proyectos, apoyado por la Seremi de Medio Ambiente, que busca reducir la cantidad de desechos que generan las obras habitacionales y de urbanización, mediante el reciclaje de Residuos de Construcción y Demolición.
El proyecto se desarrolla en la construcción del Conjunto Habitacional Summa Qamaña, a cargo de la constructora local ACL, ubicado en del sector Alto Molle de la Comuna de Alto Hospicio, donde se emplazan 7 block de 5 pisos y entregará una solución habitacional a 140 familias.
José Tello, Director de Serviu, manifestó que “lo que queremos hacer en este proyecto es aplicar el concepto de economía circular en la construcción. Buscamos que los residuos de los edificios puedan ser valorizados, reutilizados y reciclados, insertándolos en el ciclo de vida de un nuevo proyecto, que la sustentabilidad y la productividad caminen de la mano, menos residuos en obra, hablan de un mejor desempeño y más productividad y esto se logra integrando de forma temprana a todos los actores, debemos mirar al futuro, las nuevas generaciones son más conscientes del cuidado del medioambiente, por lo que a largo plazo las familias elegirán un proyecto medioambientalmente sustentable por sobre otro y es en esa línea donde estamos apuntando”.
Este piloto está en plena ejecución y ya tiene algunos resultados, en 3 meses la empresa constructora logró reciclar 2,5 toneladas de fierro, para el cual nuestro equipo de profesionales ya encontró el lugar donde se realiza su tratamiento, esto antes no se realizaba y simplemente estos desechos eran dejados en botaderos.
Pero no es lo único que se está realizando para el cuidado del medioambiente y reducir la cantidad de residuos en la obra, según explicó el director de Serviu, “se logró que la empresa comenzara a separar sus desechos, fierros, plásticos y vidrios, adicionalmente en el lugar se instalaron puntos verdes, generación de compostaje de residuos orgánicos y áreas verdes”.
La idea de este proyecto piloto, es que sea aplicado a una mayor cantidad de las obras sociales que lidera el Serviu, el gancho para las empresas sería que no solamente se producen menos desechos, sino que disminuye los costos, esto porque los residuos que se recuperan se pueden comercializar. Los resultados finales serán presentados en diciembre y con esto se esperar sumar a más constructoras para aplicar esta medida.
En la actualidad, los profesionales del proyecto se encuentran buscando la mejor manera de dar tratamiento al plástico, para ello se convocó una mesa de trabajo con proveedores de insumos de la construcción, en la que se abordará la trazabilidad de los materiales especificados. Por ejemplo a pesar de que los distintos tipos de plásticos se están valorizando y acumulando para incrementar su cantidad y así desarrollar un traslado eficiente, hoy no existe una respuesta formal de las marcas de los materiales, respecto a cómo proceder con cada residuo en la Región de Tarapacá y luego se convocará a la DOM de Alto Hospicio y los distintos actores involucrados.
Moyra Rojas, seremi de Medioambiente, cuya institución apoya este proyecto piloto, destacó la propuesta. “Es un gran proyecto que va en la línea de la sostenibilidad y minimizar los impactos que genera el proceso de construcción. Cómo ministerio valoramos esta iniciativa del Serviu y las empresas para transformar el sector de la construcción haciéndolo sustentable, productivo y amigable con el medio ambiente. Destacar que el Ministerio de Medio Ambiente, Minvu, Energía y Corfo están desarrollando el programa Construye 2025, el cual considera todas las etapas de los proyectos de construcción, desde los materiales hasta la disposición final de residuos para generar mayor eficiencia y equidad medioambiental”.






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To use BrandCaptcha you must get an API Key